martes, 5 de enero de 2010

Armonía

Sí tu supieras que a escondidas me eres armónico

2 comentarios:

  1. no quiero detener el tiempo, mucho menos el mundo y sus movimientos. Sólo quiero detener mi tiempo, mis ganas, mis emociones , mis noches y mis dias, mis ansias, mi alma ahogándose.Ante tantas dificultades, ante tanto sosiego y desgastados pensamientos quisiera ser libre volar hacia la nada y llegar a tus brazos y así sentirme protegido, seguro a tu lado escuchando latir tu corazón, sentir que estas allí; es que ante debilidad eres fe en momentos en lo que todo se ha perdido o quizá se halla pretendido. Mis ganas de abrazarte son mas grandes que mi deseo de respirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído tu comentario ¡gracias! Divino.

      Eliminar

Archivo del blog