domingo, 20 de septiembre de 2015

Cartar de amor

Querida D:

Llegas sin que te esté esperando. Derrumbas todos los planes para llevarme a un sueño profundo, pero sin descanso.

Algunas veces logro esquivarte, otras solo te dejo pasar y que te sientes a mi lado... es que es tan difícil lograrlo, ya que siempre estás en mi mente así que lo mejor es simplemente dejarte pasar y cuando tú desees, te vayas.

Hoy quiero aprovechar que estás aquí conmigo para darte las gracias y que con ello seas libre, libre de irte y de permitirme ser libre a mi también.

Gracias por todo lo que me quitaste, cosas mejores han venido y aún a ti no te pertenecen.

Gracias por hacerme más fuerte, tratando de esquivarte por tanto años he logrado una resistencia grandiosa, aunque aún no logro escaparme de ti ni correr un maratón. Algunos días me siento fuerte, quizá así sea por siempre.

Gracias por fortalecer también mi espíritu y sensibilidad, con ella me he acercado a escuchar a quienes quizá nunca me atrevería.

Y, finalmente, gracias por alejar de mi a quien no me pertenece; ahora cuento conmigo misma y esa es la mejor compañía. Puedo que algunos se vayan o se queden, pero gracias a ti he aprendido a soportarme. 


Si esto no te es suficiente, te pido que lo recapacites, alejarnos será la mejor decisión que podamos tomar.

Mejores cosas vendrán, yo te lo digo, que he vivido la experiencia de comenzar de nuevo una y otra vez, esta sensación de vacío por algo nuevo solo dura un momento.  

Sé que seguirás tocando la puerta, yo quizá la abra o quizá solo no te deje pasar. Aún no lo sé, yo solo quiero darte las gracias.


Esto es una carta de amor y despedida. Amor por mi y despedida a ti.

Espero lo entiendas y sepas cuando partir. La puerta está abierta.

Buena suerte,
V.

miércoles, 12 de junio de 2013

Caracas, tú muerdes.

Caminar en Caracas es mi vicio, disfruto escuchar música mientras recorro la avenida Francisco Miranda desde el bulevar de Sabana Grande hasta Altamira. Sentarme en la plaza, fijarme en las conversaciones ajenas, comparar precios en las vitrinas, las personas y los carros que van y vienen. Todo lo que dé para una imagen perfecta, para una fotografía.

Caminar en Caracas es mi vicio, despejo la mente y me desprendo de uno que otro problema e incluso de los kilos de más, pero ¿Hasta que día tendré la oportunidad de caminar? Y, ¿Si caracas me muerde como a otros ha mordido ya?

- Mire mija, Caracas sí muerde y engaña, traiciona ¿usted no sabe lo inseguro que es caminarla?
-¿Inseguro?¿Cómo va a ser inseguro, es que acaso usted no ha leído lo he que confesado líneas atrás?
Me siento libre al caminar porque respiro y me muevo, al sentirme así también me siento segura ¿Cómo me va a decir que deje mi vicio?

La inseguridad allí dejó la conversación, no quiso seguir y aún no me ha devuelto una nota. El día que deje de sentirme libre al caminar, lo tomaré como su respuesta.

Ana Frank, su diario nunca morirá.


Foto poco conocida de Ana, tomada en 1941 vía @HistoriaEnFotos


El 12 de junio de 1929 nació Ana Frank y el día de su cumpleaños número 13 su papá Otto Frank le regaló un álbum de fotografías que ella utilizó como diario y escribió en él esta frase:  "Espero poder confiártelo todo como aún no lo he podido hacer con nadie, y espero que seas para mí un gran apoyo"

Hoy quisiera recordarla porque leer su diario fue una de las mejores experiencias literarias que he tenido. Para eso comparto mis frases  favoritas o extractos del libro, espero no "spoliarle" el libro a nadie, aunque yo no creo en eso, las sensaciones que te dan este diario sólo se viven al leerlo. 

Cada una de estas líneas me erizaron la piel y algunas aún lo hacen, es increíble todo lo que escribió una adolescente de 13 años en medio de una guerra, escondida,con tantas ganas de escribir y  vivir -incluso después de muerta-  pero a pesar de tanto dolor, sufrimiento y guerra mantuvo la vitalidad, la esperanza y la dignidad.

Pase, lea:

Pag 174 "Mientras exista este sol y este cielo tan despejado, y pueda yo verlo -pensé-,no podré estar triste"
Pag 186 "Ante la melancolía mi consejo es: Sal fuera, a los prados,a la naturaleza y al sol. Sal fuera y trata de reencontrar la felicidad en ti misma; piensa en todas las cosas bellas que hay dentro de ti y a tu alrededor, y sé feliz"
Pag 229 "Los débiles caerán ¡pero los fuertes sobrevivirán y nunca sucumbirán!"
Pag 230 "Que me dejen ser yo misma, y me daré por satisfecha. sé que soy una mujer con fuerza interior y mucho valor"
"Mi trabajo, mi esperanza, mi amor, mi valor, todo ello me mantiene en pie y me hace buena"
Pag 219 "No quiero haber vivido para nada, como la mayoría de las personas. Quiero ser de utilidad y de alegría para los que viven a mi alrededor, aún sin conocerme. Quiero seguir viviendo aún después de muerta y por eso le agradezco tanto a Dios que me haya dado desde que nací la oportunidad de instruirme y de escribir, o sea, de expresar todo lo que yo llevo dentro de mí"
Pag 209 "Quiero ser sincera y creo que siéndolo se llega mucho más lejos. Además, la hace sentir mucho mejor"
Pag 270 "Porque con valor hemos de superar los múltiples miedos, privaciones y sufrimientos. Ahora se trata de guardar la calma y perseverar..."
Pag 276 "No es ninguna fantasía cuando digo que ver el cielo, las nubes, las estrellas, me da paciencia y me tranquiliza. Es mucho mejor que la valeriana o el bromo: La Naturaleza me empequeñece y me prepara para recibir cualquier golpe con valentía"
 Pag 282 "Ganarse la felicidad implica trabajar para conseguirla... La holgazanería podría parecer atractiva, pero la satisfacción solo la da el trabajo"
"¡Una conciencia limpia te hace sentir fuerte!"
Pag 288 "Es un milagro que todavía no haya renunciado a todas mis esperanzas, porque parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo sigo aferrándome a ellas, pese a todo, porque sigo creyendo en la bondad interna de los hombres" 
Pag 289 "Que la paz y la tranquilidad volverán a reinar en el orden mundial. Mientras tanto tendré que mantener bien altos mis ideales, tal vez en los tiempos venideros aún se puedan llevar a la práctica"

Si quieres comparte alguna frase o este post, pero lo que sí te invito es que si no has leído el diario de Ana, hazte ese regalo por ella en su cumpleaños. Si te gusta en digital acá el enlace http://infovirtual.bc.uc.edu.ve/Libros/diario.pdf o si prefieres en físico en la Sopa de Letras tienen una edición de Bolsillo, acá donde queda --> https://www.facebook.com/libreria.deletras?fref=ts

Si trabajas como yo en el área educativa, la película "Freedom Writers" habla de la transformación de un grupo de estudiantes a través de la lectura de este diario, acá el trailer --> http://www.youtube.com/watch?v=JhXMJlm852A

¡Sigamos promoviendo la lectura y la libertad de pensamiento, somos DIGNOS!

lunes, 10 de junio de 2013

Nicolás, no me sigas vendiendo patria.

Voy bajando de Sebucan hacia el metro y veo a una sra. con bolsas de mercado llenas de harina PAN y mantequilla, me acerco y le pregunto - Disculpe, sra ¿dónde las consiguió? - Ay, apúrate, abajo en el Excelsior_Gama de Santa Eduvigis están vendiendo, cuatro por persona.

Le agradezco "el dato" como si me hubiese dicho la fórmula de la felicidad y llamo a mi mamá para preguntarle si hace falta que le compre, ella por supuesto que siempre querrá un poquito más de cualquier de los rubros más buscados así que la llamada estuvo de más y pido la parada. 

Me bajo en el supermercado y allá en el fondo hay tres montones de cajas y bultos: harina pan, mantequilla y aceite. La gente va agarrando y preguntado - ¿Cuánto es por persona? y llamando a sus familiares y amigos para darles el dato, era como si hubiese llegado... no sé que darles de ejemplo para explicarles... bueno, es como si hubiese llegado harina pan, mantequilla y aceite, no hay igual. 

Agarro mis cuatro mantequillas y aceites, voy a la cola y escucho que por los parlantes piden disculpas, pero que ninguna caja puede aceptar alguna tarjeta por falta de punto en todo el supermercado.

El resultado es gente molesta, obstinada en las colas y contando el efectivo pa' ver si alcanza. El sr. que estaba adelante me guarda el puesto y "mis cuatro tesoros" mientras saco efectivo del cajero... hasta allí todo iba "normal" o acostumbrada a verlo, pero lo siguiente es lo que me tiene indignada y por lo que escribo este estado, veo como un hombre y una mujer pretendiendo llevar cuatro cajas de 12 unidades c/u de aceite y mantequilla golpean a cachetadas a la cajera por no "venderle" todo lo que querían, con el grito de guerra -¡¿CÓMO QUE A MI NO ME VAS A VENDER NADA, PAJÚA?! 


Los engorilados, porque no tiene otro nombre, se van del supermercado con sus cajas como si nada y la cajera se queda con su cachete colorado, pero sobre todo atontada por el impacto, esta vaina de que le roben la dignidad a uno por cuatro mantequillas fue muy fuerte para ella.

Al rato llega un supervisor que toma su puesto, ella se va y la cola sigue "normal", me llega el turno y pago por conseguir dignamente los tesoros y me voy hacia mi casa, indignada pero con mantequilla y aceite. En el metro veo a los agresores con sus cajas vía Palo Verde, como si nada, a seguir construyendo esta patria, patria querida 8'

Esta vaina no es normal, que nos controlen, los golpes, los insultos. Estamos perdiendo lo más valioso como seres humanos y es el ser digno.

Nicolás, no me sigas vendiendo patria, yo sólo quiero aceite y mantequilla para todos los venezolanos.

martes, 21 de mayo de 2013

¡GRACIAS TOTALES @MIGUARIMBA!

Quien me conoce, conoce que he trabajado como guía de campamento. Es una experiencia sin igual y por más que te lo digan y digan no hay palabras para explicarlo, tienes que vivirlo y ya.

 Hoy quiero darle las gracias y despedirme de mi refugio, guarida, escondite por más de 6 años cada agosto... el mejor lugar para trabajar: CAMPAMENTO MI GUARIMBA.

Este verano sé que será distinto, sé que tendré mayores aprendizajes... y sobre todas las cosas sé que vienen grandes cambios.

Un beso y eterno agradecimiento con los guías, coordinadores y directores de esta hermosa familia. Adjunto el correo que envié:


Para: Familia Mi Guarimba
De: Vanessa Mennechey

Buenas tardes @miguarimba, en este correo quisiera expresar mi total agradecimiento con el campamento. Son una hermosa familia y me brindaron la mayor experiencia durante unos cuantos años jejeje ¡Gracias infinitas, gracias! 

En adelante sigo mi camino en otros espacios, trabajando para brindar una educación de calidad a todos por igual, como aprendí acá, desde la experiencia. 

Éxito y que siga creciendo el campamento, brindando una experiencia sin igual cada verano. :) 

¡Bendiciones y todo lo mejor para ustedes, para los nuevos, para los de siempre, para los que vienen, en fin para TODOS!

Me despido de esta etapa de mi vida con la satisfacción de dejar una puerta abierta y los mejores recuerdos.

Siempre estará @miguarimba en mi corazón.

domingo, 24 de febrero de 2013

22. Estaciones


Vivo en Los Teques, estado Miranda y trabajo en un colegio del municipio Chacao. Si les quisiera hablar de distancias entre mi casa y mi trabajo les puedo decir que cada mañana me levanto a eso de las 4:30 a.m. y para estar puntual a las 7:20 a.m. en mi trabajo debo pues, estar a eso de las 5:15 a.m. en la estación Alí Prímera, de allí recorro media ciudad caraqueña, paso de una línea a la otra en alrededor una hora, dos transbordos  y veintidós estaciones.  Normalmente cuando tomo el metro busco poder sentarme ya que si contamos ese recorrido por ida y vuelta cinco veces a la semana, algo cansa ¿no?
Ese tiempo lo invierto en corregir exámentes, releerme El Principito, maquillarme, dormir o escuchar música.
En mi recorrido logro sentarme en algunos casos pero normalmente el tiempo apremia así que he logrado en justo al final de cualquier vagón recostarme de la pared-puerta del metro, allí descanso, mientras finalmente llego a mi lugar de destino.
Allí las conocí a ellas, dos mujeres que venían al igual que yo con deseos de poder ir sentadas en aquel recorrido de veintidós estaciones  pero demasiado apuradas como para esperar. Una de ellas nunca supe su nombre pero sí que era joven y algo le dolía.
No voy a caer en aquellas clases de ética  del metro de ¿cómo era posible qué nadie le diese el puesto? ¿Acaso nadie ve que aquella mujer le dolía la pierna? En fin, aquél que se queda dormido o no le da el puesto no es ya de mi interés… me arrimo un poco y ella toma el pseudo puesto improvisado con la pared-puerta del metro mientras arrimo unas bolsas y mi bulto que también necesitaban recostarse.
-          Ay, Jhonathan se fue en el vagón anterior a ver si llega. Los Guardias son así, si llega tarde lo dejan pasar pero igual lo ponen inasistente ¿te sigue doliendo, mi negra?
-          Sí, como que me voy a sentar un poco- Se recuesta de la pared-puerta en cunclillas-
No me acuerdo mucho de qué hablaban pero sin ningún remedio no podía dejar de fijarme en ella, joven y morena… iba en aquel metro con un gran dolor esperando de alguna manera poder sentarse o quizás calmar esa dolencia… por mi mente pasaba ¿será que se baja en Maternidad? ¿Se habrá caído?
-          Coño, este carajito no ha llegado… lo van a reportar, ya la directora lo amenazó con no dejarlo entrar más-
Finalmente alguien se baja y ella logra sentarse, sonríen y ya a mí me incluyen… luego de tanto mirarla y tratar con mis miradas ayudarla a calmar el dolor somos cómplices en el recorrido.
Ella se sienta y ahí, como con un deseo de contarme la historia que está detrás, leyendo mi mente curiosa, la vecina me lo dice todo:
-          Tiene 33 años y tiene cáncer, le diagnosticaron cáncer de mamas pero ya lo tiene todo esparcido por los pulmones, cerebro y estómago-
-          ¿Cómo? Pero, si solo tiene 33 años-
-          Sí, es joven (con los ojos llorosos) pero ya no podemos hacer nada, entre los vecinos la ayudamos ya que no tiene más familia… su mamá se murió el año pasado de un infarto.
-          ¿Y ahora qué hacen?
-           Bueno,  vamos rumbo a la avenida Urdaneta para el Padre Machado, el embarazo le adelanto el cáncer como tres años.
-          ¿Embarazo?
-          Sí , tiene cuatro chamos, los hombres no se hacen cargo y el recién nacido no quiso presentarlo y como ya sabemos qué le espera una vecina lo llevó al Registro-
-          ¿y el resto de los niños?
-          Bueno los de dos y tres años logramos hablar con la mamá del hombre para que se quede con ellos y la de nueve estamos haciendo los trámites en la LOPNA para poder quedármela.
El llamado de Zona Rental nos avisa el final del recorrido y la señora termina diciéndome que ella no sabía cuan avanzado tenía el cáncer y por ahora le ha dicho que viva cada día como el último…  y  a mí me dejó algo en qué pensar durante todo el día. Falta de medicina preventiva, el derecho de aquella mujer de estar con sus hijos, falta o exceso de no sé qué...muchas preguntas que no terminan.
Nos despedimos  y la vecina me da una mirada con un Dios te bendiga, ella solo sonríe ignorando aquella conversación.
Otro día continúa y ya con eso para mí es suficiente. 

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Día 1 Observar con más signos de interrogación que de exclamación

La Vicaría queda en el sector La Pradera que está en la parte alta de la Vega, para llegar hasta allá debemos tomar un jeep con el sr. Elio en @parque_social a las 7:30 a.m para estar en la escuela a las 8:30 a.m.

Llegué algo tarde así que tuve que esperar hasta el próximo jeep que saldría las 8:00 a.m, cuando el sr. Elio llegó de vuelta pude comenzar mi travesía y recordé la frase que nos dijo Fernando, sj hace algunos meses cuando visitó a la Familia UM (@uminforma) y es “tener mas signos de interrogación que de exclamación” en nuestra observación.

Así fue y el sr. Elio me iba diciendo como se llamaba cada uno de los sectores por los que íbamos pasando Los Mangos, Cangilones, San Miguel, Las Torres, El Petróleo. Algunos los conocía por el trabajo en Una Sonrisa en Navidad como San Miguel y Cangilones otros como El Petróleo ni sabía que existían y que, en este caso, era tan peligroso como me lo presentó mi guía en el paseo.

Al llegar a mi destino quedamos en que nos buscaría a las 11:00 a.m y ya ahí conocí a Dulce y los niños del primer grupo justo en la hora de desayuno.

El lugar es pequeño y compartido con otros proyectos como SUPERATEC pero tiene lo necesario como un patio de recreo, baños, salones con pupitres, y cocina para los niños que atienden

Dulce es una joven de 21 años que vive en el Sector Las Torres, tiene una hija pequeña y acaba de terminar su bachillerato a través de la Misión Ribas.

Está cargo a nueve niños de 7 y 8 años con el objetivo que al llegar mayo tengan todos los requerimientos para comenzar el próximo año a primer grado y es allí donde nosotros, Yeicy y mi persona, entramos.

Tenemos la misión de acompañar a Dulce y Bianca, que es la maestra del 2do grupo, y generar estrategias de enseñanza aprendizaje significativas y para esto se acordó que Yeicy se quedaría con Bianca y yo con Dulce.

Dentro de clases hacen algunas actividades de lectura y escritura como señalar las letras de su nombre, escribir palabras con la letra Ñ, ect.

Al irnos me quedó la satisfacción de que “estas prácticas” serán un reto muy sabroso de llevar porque tiene que ver con lo que quisiera desarrollar una vez graduada que es crear una Consultora en el tema educativa.

También me gusta mucho trabajar en equipo con las maestras y llamó mi atención la gran disposición de Dulce en aprender para “enseñarle más al grupo”

Que bueno que hay tanta apertura y que tal sí las apoyamos en planificación como nos piden.

martes, 29 de junio de 2010

TWEET POEMA

@VaneMennechey
:

Yo lo que necesito es
UN CABALLERO
que no las prefiera BRUTAS

martes, 1 de junio de 2010

Razón de un beso


Te besaría no por lo provocativo de tus labios sino por lo imprudente que es tu boca

INSTRUCCIONES PARA MI FUNERAL

Otro ejercicio de clases, la verdad es que tengo el writer wannabe pegadísimo.



Caracas, de un día cualquiera, de un mes cualquiera y de cualquier año.


Queridos y a los que no logré querer porque llegaron tarde a mi vida, aquí les dejo las indicaciones:

Mamá: Llora mami, tranquila, pero por fa lavame la ropa que el lunes vuelvo.
Papá: No le hagas caso a mi mamá cuando llore, tú recuerdale que el lunes vuelvo por la ropa.
Marcos y Brayabt: Hermanos, mi papá y mi mamá seguro pelean el domingo porque ella tiene que lavar una ropa y a él seguro se le va a olvidar comprar el jabón.
Brayant: Baja el viernes a comprar el jabón. Que sea ARIEL, ése de la bolsita de flores que tanto le gusta a mi mamá.
Marcos: Recuerdale este mensaje a Brayant.

A los que no conozco y van a mi funeral ¡No se preocupen si ven un alboroto! Mi mamá llorando y mi papá molesto por algo de un jabón. Mejor disfruten de la comida. rezen un Padrenuestro y huelan el sabroso aroma de mi camisa.

Archivo del blog